jueves, 28 de agosto de 2008

Hasta dónde puede llegar la hipocresía

Foto aparecida en El País

Rusia ha reconocido unilateralmente la independencia de Abjasia y Osetia del Sur. Varios líderes —que sepamos occidentales— se han opuesto a tal decisión y han aseverado que tal decisión va contra las leyes internacionales.

Hace unos meses, cuando precisamente el mundo occidental reconocía la independencia de Kosovo, el ministro de exteriores ruso mostraba su desaprobación ante tal decisión, afirmando que ésta sembraba un peligroso precedente que traería graves consecuencias en países con situaciones similares; en España desde luego podríamos tener al menos un caso similar.

Pues bien, si en aquel momento resultaba algo perfectamente legítimo por la peculiar situación kosovar y porque en ello iba implícito un beneficio a los intereses occidentales, ahora nadie parece recordar el caso de la antigua provincia serbia.

Todo ha dado la vuelta para los medios occidentales y sus gobiernos, los mismos que hace bien poco reconocieron la nueva república balcánica, hoy dicen que Rusia se ha excedido y que deberá asumir las consecuencias de tal decisión.

¿Hasta dónde puede llegar la hipocresía en este mundo y, más aún, la idiocia social de nuestra patética sociedad occidental, que aplaudió a sus gobiernos —o al menos no los criticó— en el caso kosovar y ahora ven en el asunto georgiano el despotismo y mal hacer de Rusia?

Los casos son prácticamente idénticos, pero los media y la “comunidad internacional” dicen que en uno sí pero que en otro no. Lo que me parece es en realidad un insulto a la inteligencia de la gente; que no se establezcan paralelismos entre un caso y otro, máxime con el escaso espacio temporal entre uno y otro, hace que esta hipocresía sea aún más flagrante.

Un dato curioso, si Georgia no forma parte de la Comunidad Europea, ni tan siquiera en su vertiente meramente económica ni militar occidental (OTAN), ¿por qué Mijail Saakashvili comparece constantemente ante los medios con la bandera de la Unión Europea a su izquierda?

Desde luego, ya ni siquiera se esfuerzan en mantener las apariencias.

1 comentario:

David Pravia dijo...

Dios lo de la bandera de la UE a mi tienme flipando, aparte de todo lo que tu comentas, ta claro...

Por cierto, estreno blog, a ver lo que me dura :)

Salud nin!