lunes, 16 de abril de 2012

La pregunta sobre el bien

Da un paso al frente: oímos
que eres un buen hombre.
No pueden comprarte, pero el relámpago
que golpea la casa tampoco
puede ser comprado.
Mantienes la palabra.
Pero ¿qué dijiste?
Eres sincero, das tu opinión.
¿Qué opinión?
Eres valiente.
¿Contra quién?
Eres sabio.
¿Para quién?
No persigues tu beneficio personal.
¿Qué persigues entonces?
Eres un buen amigo.
¿Eres también un buen amigo de la gente buena?

Escúchanos: sabemos
que eres nuestro enemigo. Por ello
te pondremos frente al muro. Pero en consideración
a tus méritos y buenas cualidades
te pondremos frente a un buen muro y te dispararemos
con una bala buena de un arma buena y te enterraremos 
con una pala buena en la buena tierra

La pregunta sobre el bien (Bertolt Brecht)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

De hecho, buena. Usted pusó el poema en relación con ciertos eventos? Al igual que, durante el período de agitación social, cualquier declaración (incluyendo silencio)de una persona se utiliza para determinar el enemigo o el aliado, y la moral humana, digamos, se usa ritualmente para tranquilizar la conciencia (todas las características positivas del poema)?

John Cornford dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
John Cornford dijo...

Disculpe pero no he entendido bien la pregunta. De hecho, el poema lo puse porque un buen amigo lo había colgado antes y, en realidad, me pareció tan conmovedor que quise colgarlo. Si me ilustra acerca de qué hechos quizás le tenga que dar la razón y afirmar que puede venir al caso, pero sería puramente accidental.

Gracias por el comentario.

John Cornford dijo...

(Me armé un lío al publicar el mismo comentario y lo suprimí para corregir una reiteración, que al final he acabado dejando... Vamos que no es que eliminase el comentario por nada en particular. Saludos)

Anónimo dijo...

Si, tiene razon el poema es bonísimo. Dejé el comentario porque a mi me emociona tb, igual que la obra teatral "La buena persona de Sezuan".Gracias.

John Cornford dijo...

No conocía esa obra de Brecht. Gracias por la referencia, he ojeado un poco y tiene muy buena pinta. Un saludo.