domingo, 16 de diciembre de 2012

Teoría de la democracia

He decidido abrir una especie de 'sección', dentro del blog, en el que hace tiempo que no escribo con regularidad. Parte de la culpa la tiene el volumen de trabajo de los últimos meses. Es por esto que he pensado sacar provecho de parte de ese esfuerzo para ir sintetizando aquí una parte importante de lo que compondrá el cuerpo de mi tesis doctoral.

Trataremos de comenzar ofreciendo un concepto más o menos válido analíticamente hablando (y por tanto plural) de la democracia, muy intrincado como todos saben. Dada su complejidad extrema por ser un término muy cambiante a lo largo del tiempo, mostraremos parte de su evolución en entregas sucesivas, así como sus variaciones e interpretaciones, denostaciones, alegorías, mistificaciones, falsificaciones y apropiaciones, etc., que éste ha ido teniendo a lo largo de la historia. Y creo que podremos dar una visión lo más totalizadora posible de las distintas variaciones al combinar éste con distintas corrientes ideológico-políticas. Analizaremos algunos libros clásicos y de referencia al respecto, por supuesto, algunos de los cuales ya hemos consultado y otros, por el contrario, los tenemos aún pendientes de consulta.

Es muy evidente que en esta bitácora no abundan los comentarios, pero arriesgándome a que esta llamada que no sea respondida, agradecería enormemente aportaciones críticas que a cualquiera indistintamente pueda sugerir y tenga a bien compartir con todos.

Debo reconocer que cuando empecé introduciéndome en este tema manejaba un concepto muy restringido de la democracia. Si bien no he cambiado en lo sustancial mis creencias respecto lo que ha de ser y no democrático, he incorporado muchos conceptos, tanto de lo que es actualmente la democracia como aprendido a entender otras interpretaciones en virtud de otros proyectos políticos distintos a los que yo pueda defender. Quiere esto decir, en el fondo, que la democracia se entenderá aquí como proyecto y no como arquetipo ideal estático.

Esto ha sido así -pienso- desde tiempos antiguos, aunque quienes iniciaran esta andadura no fueran muy conscientes entonces de ello...

2 comentarios:

Carlos Medina dijo...

Interesante cuestión la que planteas. De momento si tuviese que hacer alguna crítica es que el trabajo a realizar es realmente extenso, ¿cómo es que no has elegido un tema más acotado? lo pregunto más por curiosidad que por otra cosa.
Y a todo esto,¿que estudias?
Un saludo

John Cornford dijo...

Gracias por el comentario. En efecto, es muy extenso pero dado lo trascendente de la cuestión, es uno de esos temas que debe intentar tratarse. No pretende tampoco ser algo excesivamente exhaustivo, pero intentaré seleccionar algún que otro fragmento (cosa que ya se ha hecho en alguna ocasión anterior) y comentar algunas cosas al respecto.

El motivo de ello es en parte por mi tesis, que trata sobre el paso de la Restauración a la República, cosa que me ha hecho acercarme a ésta problemática.

Iremos viendo qué tal sale.

Un saludo.